¿El psicópata nace o se hace?

Hoy quiero hablaros en profundidad de algo sobre lo que hay mucha desinformación en las redes y los medios. ¿El psicópata nace o se hace? Un psicópata nace con un sistema cerebral diferente al resto de humanos. Su cabeza y su modo de ver el mundo son completamente distintos que para una persona normal. Es totalmente imposible encontrar la lógica de sus acciones fuera de su mente.  

El psicópata, según los criminólogos, como Vicente Garrido y mis fuentes de investigación, ya nace con esa configuración cerebral, sin posibilidad de recuperar ninguna emoción o hacer que su zona de los impulsos sea como el de una persona común; independientemente del entorno o cualquier factor externo, todo su accionar es biológico. La falsa creencia de la mayoría de los expertos de que la psicopatía es el resultado de factores genéticos unidos a ambientales no tiene ninguna base ni criterio real. El psicópata ya nace con esas anomalías cerebrales: una amígdala que no funciona correctamente  y un 17% más pequeña que la común, un hipocampo que no regula ninguna emoción y una zona de los impulsos con un accionar completamente diferente. La amígdala cerebral es la encargada de las sensaciones y emociones, en las tomografías que os muestro se puede ver claramente cómo no se les enciende como al resto frente a imágenes agresivas que pueden provocar tristeza o compasión. La amígdala es la responsable del miedo que a su vez es el centro de las emociones. Ellos no sienten miedo, no pueden sentir, simplemente. La zona del control de los impulsos también resulta afectada por lo que no son capaces de controlarlos como el cerebro corriente. Todo esto lo podéis comprobar en las tomografías del cerebro del psicópata en una investigación científica. 

TOMOGRAFÍA MONOTORIZADA DEL CEREBRO PSICOPÁTICO


Desde el día que nacen ya son psicópatas y en la niñez se van notando cosas extrañas en el pequeño, como por ejemplo el hecho de matar animales por diversión. Además de todo ello, tienen aneurosis (se hacen pis en la cama) hasta casi la adolescencia y el deseo sexual comienza más temprano de lo normal, más o menos sobre los 7 años de edad. Al verse extraños frente al resto, van aprendiendo a simular la forma de actuar de una persona común para que nadie pueda ver tras su máscara, poco a poco consiguen parecer emocionados o tristes; pero no es más que otra de sus estafas. De adolescentes se van mimetizando con el entorno. Un psicópata de una familia normal será en el futuro un psicópata bien integrado en nuestra sociedad. Un psicópata criado en un ambiente agresivo puede ser un futuro delincuente. Como conclusión, el psicópata nace, no se hace. Son totalmente conscientes de lo que hacen y se enorgullecen de ello. Ya sabes, como digo siempre, si ves uno, escapa lo antes posible. 


María Yolanda Terradillos

Comentarios

Entradas Populares

Cómo vencer a un psicópata: el contacto cero

El test de Robert Hare: ¿Estoy con un psicópata?

El dolor desgarrador de la víctima del psicópata: soledad e incomprensión

El lenguaje corporal del psicópata y su rostro

Las ideas de venganza del psicópata mueren con él, jamás perdona

La indefensión aprendida tras la tortura del psicópata o narcisista

La campaña de desprestigio: la venganza inmunda y cruel del psicópata

Características de un psicópata: ¿Qué es un psicópata?

Cómo conseguí quitarle la careta al psicópata y su intento de triangulación