Hola a tod@s quiero primero disculparme por no contestar a vuestros emails, pero es que hace ya algún tiempo que estoy enferma y estoy esperando una intervención quirúrgica que se alarga. En cuanto esté recuperada volveré a dedicarme a vosotr@s como hasta ahora.

Marionetas con emociones

Marionetas con emociones
El Primer libro de la autora

Cómo conseguí quitarle la careta al psicópata y su intento de triangulación

Si has llegado hasta aquí es porque tienes ciertas sospechas de que tu pareja es un psicópata, eso mismo me pregunté yo hace unos años, el puzzle no encajaba y algo fallaba en la cabeza de mi marido. Algo extraño ocurría en su cerebro que no comprendía, las cosas que hacía no eran normales y tampoco parecía vivir la realidad como una persona normal. Empecé a creer que sufría algún tipo de trastorno, pero no lograba ajustar su patrón de comportamiento con ninguna alteración psicológica común.

Nos divorciamos ya que decía estar enamorado de una mujer que solamente conocía por internet y que era de otro país, aunque yo en principio pensé que se trataba de otra excentricidad de su mundo irreal, ya que era una actuación totalmente surrealista debido a que en la casa vivíamos seis personas, nosotros, tres hijos y su madre, enferma con demencia y en silla de ruedas. Yo trabajaba como comercial y no paraba en casa y él pasaba el día y la noche frente al ordenador hablando con ella. Yo creía que su intención era irse a vivir a México con ella y dejarnos tirados, aunque en realidad ya lo estábamos porque no trabajaba ni dentro ni fuera de casa y su agresividad verbal estaba haciendo verdaderos estragos en mi salud y mi psique.

Lo pasé realmente mal. Cuando el psicópata te deja todo tu mundo (inventado por él) se derrumba y crees que ya se acabó todo, no hay vida más allá del psicópata o eso es lo que cree tu cabeza. Mientras sufría enormemente, él seguía en casa como si nada pasara y seguía hablando con ella delante de mí sin ningún remordimiento, agrediéndome verbalmente, durmiendo a pierna suelta, mientras yo lloraba sin parar sin comprender absolutamente nada. Entonces no sabía que un psicópata ni siquiera podía sentir un mínimo de compasión por la madre de sus hijos y la que le dio todo el amor y juventud. Podía entender que ya no me amase, pero no tenía sentido su abatimiento mental hacia mí, su incomprensión, su maldad, su falta de conciencia y de compasión. Entonces enfermé físicamente y mi cabeza se paralizó: de repente me di cuenta de que mi marido no era una persona normal y mucho menos después de pedirle que se fuera de casa, sin conseguirlo, para no sufrir más de lo que lo estaba haciendo. Y, un día, sin más, sin empatía, sin corazón, sin alma, rompió con la otra y me dijo que yo era el amor de su vida.

Ahora me doy cuenta de que era una triangulación que no le funcionó porque no soy celosa. Su agresividad hacia mí le servía como castigo por haberle dicho que se fuera con la otra mujer. La triangulación no funcionaba conmigo por eso me torturaba psicológicamente. ¿Cómo puedes amar a una persona un día si y otro no? Eso era imposible, las piezas no encajaban, algo extraño ocurría y yo no encontraba ninguna respuesta. Mis porqués eran hasta paranoicos, ya no podía parar hasta saber qué tipo de persona había tenido a mi lado durante tantos años. Conseguí que se marchara de casa; pero enfermé y perdí mi empleo, lo que me hizo muy vulnerable y él aprovecho para ser el hombre perfecto que me amaría y me ayudaría siempre, nada más lejos de la realidad; pero aunque hacia todo lo que podía por cuidarme, ya no me fiaba de él, para mí ya nada era igual, esa falta de empatía que no podía comprender tenía mi cabeza descolocada.

Volví con él con verdadera adicción y también porque cuando volvía a los brazos de mi madre a por un poquito de comprensión ella me hostigaba sin parar. Tuve una familia disfuncional donde mi madre mandaba y mi padre había fallecido. Yo fui siempre el chivo expiatorio de ella (es la persona que la madre narcisista utiliza para culpar y degradar y así alimentar la autoestima que no tienen); pero fue un completo y absoluto desastre. Con lo cual la relación se rompió y le pedí que buscara una estabilidad que sabía jamás conseguiría junto a él, porque con un psicópata la estabilidad económica y emocional son totalmente inviables. Se marchó más de un año con su hijo mayor fruto de un matrimonio anterior y allí hizo el paripé de que estaba buscando trabajo; pero, lógicamente, nunca encontraba nada para él. Un hombre culto, con labia, inteligente, no encontraba nada que le diera un solo euro.Todo me seguía sonando a cuento chino y mientras yo seguía enfermando más y más sin importarle a él absolutamente nada. Estaba a punto de enfrentarme a una posible muerte y su respuesta fue la siguiente cuando le pedí que viniese porque no quería pasar esa fase sola: 

-¡No puedo ir hasta que acabe de pintar a mi hijo la casa!

Aquello fue el colmo, pero yo no podía parar hasta saber a qué tipo de persona le había entregado mi vida. Pasada aquella fase aunque muy enferma, le permití volver a casa, ya no con la idea de volver a ser la familia que yo creía a pies juntillas que éramos, si no porque necesitaba ver cosas y aparte no tenía otra opción porque no tenía ingresos y no podía moverme. Tenía que elegir, entre la hostilidad de mi marido o ir con mi madre y enfrentarme, incluso, a más hostigamiento. 


Ese fue el año clave, mi enfermedad hizo que me diera cuenta de que el grado de tensión y estrés que él me sometía constantemente me estaba agravando e iba enfermando cada vez más. Es en ese momento en el que me pregunto y busco información, leo y releo psicología, hasta que llego al tema de la psicopatía y todo encaja. Comienzo a buscar respuestas, no me canso de investigar y encontrar la explicación de todo lo que ha ocurrido a lo largo de mi vida con este monstruo. Todos los patrones, todos me llevan a la misma salida: su desorden mental era psicopatía. Pese a todas las evidencias, mi mente creía que era incapaz de asumir algo así y tengo que convencerme durante largos años de agonía que no se puede negar lo evidente.

Comencé por no dejar que me manipulase, le frustré, le probé... todo seguía por el mismo camino. Su falta de conciencia me ponía los pelos de punta. Dormía a pierna suelta después de buena sesión de tortura psicológica y agresión verbal. Cuando su pareja no le hace caso, su frustración se convierte en verdadera rabia y maldad. Pero yo, aún necesitaba más, necesitaba que se quitara la máscara y ver la verdadera esencia de quien tanto había amado y saber la verdad, no podía vivir sin respuestas. Poco a poco, y a medida que aumentaba su rabia, me dí cuenta de que la persona a la que había entregado toda mi vida era el mismísimo demonio, y lo demostró. Llevaba 6 meses pidiéndole que se marchara de casa, yo vivía entre el hospital y mi casa, y mi vulnerabilidad física y psíquica estaba por los suelos, mi autoestima se había esfumado, lloraba sin parar y me sentía tremendamente sola. Mi único alivio era desaparecer de este mundo para siempre. Arruinada física, psicológica y económicamente, la única fuerza que me quedaba eran mis hijos.

Conseguí de muy malas formas que se fuera de casa, se iba de vacaciones cuando llegaba yo de una de mis operaciones y aproveché para decirle a su hijo mayor, el de su primera esposa, la verdad: no hace nada, me hostiga, ni se lava, no se levanta del sofá, yo no puedo con él. Cuando llegué del hospital le miré y vi algo que jamás había visto y nunca podré olvidar. Yo, enferma, madre de sus hijos, me miró, enfrenté su mirada y vi al mismísimo Satanás, su maldad hacia mí era tan grande que sus ojos parecían matarme allí mismo, no parecía humano, la mirada de "la bestia", en la que la palabra compasión no tenía ningún sentido. Sentí la maldad, la rabia, la ira, el odio más grande que había visto en toda mi vida. Me eché a llorar porque tenía una depresión tremenda y su mirada alcanzó unos extremos que terminó por desatar la guerra que tanto había temido; pero que estaba dispuesta a ganar. Todo esto terminó por destapar la maldad tan grande del psicópata que logró enfrentarme a mi propia hija gracias a la gran campaña de desprestigio. Así es como yo descubrí que era la víctima de un psicópata. Durante 15 años lo fui y esa experiencia quiero compartirla para ayudar a personas en mi misma situación.

Si puedo ayudar a una sola persona, este blog habrá merecido la pena.


Maria Yolanda Terradillos


Comentarios

  1. Buff!! A mi me pasó parecido... Nada cuadraba, había algo que no era "normal" pero no sabía el qué.
    La noche que me dejó, la pasé llorando sin parar en el salón, el durmió a pierna suelta. Yo alucinaba...
    Una semana después me ingresaron con un cólico en el riñón, estuve tres días en el hospital con una vía de calmantes y antibióticos: no vino a verme nunca, tampoco se hizo cargo de sus hijos mientras yo estuve en el hospital.
    Dos meses después de que se fuera yo era un espectro, pesaba 41 kilos y estaba arrasada. Nunca se preocupó por mi ni por sus hijos... Ya tenía otra.
    Este fin de semana mismo, mi hijo pequeño está malito (virus típico invernal con mucha fiebre) yo creo que un padre "normal" habría querido venir a verle... Pero claro, él no es normal...
    En otro comentario te he mencionado mi Blog, te invito a que le eches un ojo... Aún estoy pasando entradas de mi diario, y es "curioso" ver la "evolución": www.notepongasenmiszapatos.es

    ResponderEliminar
  2. Querida Laura:
    Lo primero siento que hayas sido otra víctima de un demonio humano.
    Tienes un blog muy bonito, no dejes de escribir y sigue adelante. Un día verás todo esto como una horrible pesadilla y poco a poco irás reconstruyendo tu vida. Hay que hacer borrón y cuenta nueva. Piensa que es otra oportunidad para ser feliz, y ahora ya sabes con qué tipo de inmundias no debes estar. Descubrir que él es un psicópata es bueno, y te servirá para asimilar todo poco a poco. Te mando un montón de fuerza y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias a Dios por ustedes! No sabia que sucedía y comencé a investigar, di con mucha información, cómo pude haber caído en esto? Lo único que sé, es que Dios restaura los corazones y lo hizo conmigo. Mi familia es una gran familia! Gracias por tomarse el tiempo de ayudar a ver! Cariños.!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Norelyza:

      Nos alegramos que el blog te haya servido de luz en el camino de oscuridad en el que nos encontramos cuando estamos con estos seres. Te mandamos mucha fuerza y un abrazo. Piensa que los caminos del señor son inexcrutables.

      Eliminar
    2. Hola a todas, vivi 14 a#os con un psicop'ata padre de mi hijo, con el que deseaba una familia, la que crei tener, pero al final me di cuenta que un psicopata no es hombre de familia y siempre triangula, es promiscuo, jam'as nada es suficiente y definitivamnete solo fui usada, jam'as fui amada. 2016 mientras me descartaba al igual que Mria yolanda estaba cayendo en depresi'on sin entender el maltrato constante, soledades, infidelidades, llamadas extranas, salidas mensajes tres de la manan, ni me miraba, me ignoraba y le daba repulsi'on sexual, si se erectaba, pero me negaba todo, empece a estudiar una maestria en psicologia social mayo 2016, lo enfrente sept 2016 bien borracho borracho de dias constantes, casi me asesina, me decia que era un estorbo, la escena del crimen la altero, se fue con su madre toxica y pago dinero para poder salir de la carcel, en octubre el profesor me explica que era psicopata y era un estorbo, que nunca m eam'o, 'el segui buscandome pero no le segui el juego le quise quitar la m'ascara, febrero 2017, las amantes dos, vinier'on al apartamento y me contaron todo tenia con ambas 5 a.os, finalmente nego todo, las hizo pasar por locas, luego a mi por loca, se quedo con amabas una escondida de otra, ambas y su gente me tienen propaganda de desprestigio, de loca, psicopata, mala cama, esquizofrenica, y para colmo manipulo a mi hijo me lo quito en el Consejo de Protecci'on acusandome de maltratadora, adicional manipulo todo alli, mi hijo no quiere ni verme, 'el? como dice maria yolanda en un pestaneo siguio su vida con ambas amantes que a'un sabiendo que casi me asesina simplemente una esta enamoradisima y la otra con necesidad de dinero salidas etc, lo que me ha costado es no alterarme con la ida de mi hijo, adem'as tiene sperger y esa situaci'on o circulo no lo beneficia. Actualmente tengo declives emocionales, no adcci'on ni abstinencia, pero si me cuesta tener autoestima, me siento vieja por el tiempo que me quit'o y uso, salir a citas me cuesta demasiado, no salen bien, o siemplemente veo senales de hombres pragmaticos, prepotenetes o despotas, no se si estoy a la defensiva o si efectivamente ya los detecto.

      Eliminar
    3. Querida Becky, comprendo perfectamente lo que estás pasando, debes tener fe, las personas con aspergen como tu hijo, tienen muy buenos sentimientos, por lo que cuando crezca se dará cuenta de quién está y quien no. Los psicópatas siempre terminan mal y solos. Una vez pases tu duelo y el paso del tiempo hará que encuentres la paz. No es fácil, es un camino muy doloroso pero merece la pena volver a vivir. Yo pienso que las víctimas teníamos el amor muy idealizado. Te recomiendo las 5 trampas del amor del dr. piñuel que rompe la mentalidad del amor ideal. El psicópata no aporta nada a tu vida más que destrucción y daño. Tienes que aprender a amarte, a quererte a tí misma lo primero y cuando te ames entonces estarás preparada para otra relación. No estás obsesionada, es que aparte de los psicópatas, tenemos a un 14 % de la población narcisistas que igualmente destruyen y no tienen empatía ni emociones. El porcentaje de personas tóxicas es más alto de lo que creíamos. Te aconsejo que hagas caso de tu intuición, las mujeres tenemos mucha intuición lo que pasa es que no la hemos desarrollado, pero si haces caso de ella, acertarás.
      Te mando mucha suerte en tus estudios y de corazón, espero que puedas volver a estar con tu hijo lo más pronto posible. Uno de mis dichos es "el psicópata al final mete tanto la pata que acaba solo", lo verás con el tiempo. Te mando mucha fuerza y un abrazo inmenso. Aquí estoy para lo que necesites.

      Eliminar
  4. Querida, li seu texto e senti rever minha vida diante de meus olhos. Minha história foi exatamente igual e hoje, quase três anos depois de seu fim, ainda convivo com as sequelas de uma alma e essência que me foram extraídas a sangue frio. Mas avante, somos fortes. Bjos aqui do Brasil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que haya podido ayudarte y te mando fuerza y mucha suerte.

      Eliminar
  5. Parece que los testimonios son sólo de chicas que han sufrido el daño de un psicópata. En mi caso, es al revés. Yo he sido la víctima de una psicópata.
    La historia ha durado 10 años. Pero, en este caso yo fui el "amante", porque ella está casada. Nos conocimos en un chat, en un momento en el que yo estaba muy vulnerable, con una crisis matrimonial galopante. El proceso de seducción fue brutal, me enamoré como no lo había hecho en mi vida. Yo vivia lejos, a 700 kms de su ciudad. Pero me desplacé e intimamos. Luego ella decidió hacer un máster en la UNED de carácter semi-presencial que le daba la excusa para ir allí muchos fines de semana. No voy a contar toda la historia. Ha habido hasta 3 ciclos, siempre repetidos: seducción, tensión (incertidumbre), expulsión. En el último ciclo yo me compré un estudio a 50 m. de su casa (ahora lo alquilé) y ha sido en esta última etapa cuando he ido "cruzando datos" y he visto que me ha mentido, engañado y manipulado. Gracias a Internet, al encontrar unos artículos científicos que ligaban la infidelidad a la psicopatía, contacté con una terapeuta que ha conseguido abrirme los ojos. Al final hemos concluído que me he enfretado a una pareja de psicópatas. El marido también lo es. Yo no podía entender la frialdad con la que ella actuaba y su inmunidad. Ahora lo comprendo todo. He sido un complementario rebelde, porque desde hacía tiempo cosas no cuadraban. Cuando ella vio que empezaba a saber cosas, decidió romper, de nuevo. Siempre las rupturas son un "stand by" para continuar teniéndote atado emocionalmente. Esta vez mi reacción ha sido diferente e hice saltar la mesa de juego, denunciándola e informando a todo su entorno familiar, laboral y de amistades. Sé que habrá sido inútil, porque la pareja enferma habrá orquestado una campaña de desprestigio, donde yo seré el loco.
    Alquilé el estudio y no pienso volver en mucho tiempo a esa ciudad. Ella me da miedo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, es cierto que se habla de psicópata en masculino y ocurren dos cosas, que la mayoría de ellos son hombres y que el mito de que el hombre debe ser duro, hace que muchos de ellos aguanten para que no parezcan blandos, en eso aún estamos ante un sistema que no entiende nada. Por esto, hice una entrada que puedes leer y encontrarás más testimonios masculinos que se llama "la mujer psicópata y sus armas más poderosas", porque tan demonio es el hombre como la mujer de esta especie inmunda. Siento lo que has pasado, debes aprender a no buscarla y seguir el contacto cero hasta que deje de afectarte y pases tu duelo. Son duelos muy dolorosos y te dejan destruído pero se puede sanar y volver a vivir. Cuidaté de todas estas mujeres "perfectas" que no son más que monstruos disfrazados de persona, ahora ya sabes cómo actúan. Espero que puedas encontrar tu sanación lo más pronto posible. Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Cómo vencer a un psicópata: el contacto cero

El test de Robert Hare: ¿Estoy con un psicópata?

El dolor desgarrador de la víctima del psicópata: soledad e incomprensión

El lenguaje corporal del psicópata y su rostro

Las ideas de venganza del psicópata mueren con él, jamás perdona

La indefensión aprendida tras la tortura del psicópata o narcisista

¿El psicópata nace o se hace?

La mujer psicópata y sus armas más poderosas

La campaña de desprestigio: la venganza inmunda y cruel del psicópata

Características de un psicópata: ¿Qué es un psicópata?