Hola a tod@s quiero primero disculparme por no contestar a vuestros emails, pero es que hace ya algún tiempo que estoy enferma y estoy esperando una intervención quirúrgica que se alarga. En cuanto esté recuperada volveré a dedicarme a vosotr@s como hasta ahora.

Marionetas con emociones

Marionetas con emociones
El Primer libro de la autora

Cómo sobrevivir a un psicópata integrado: demonios en la oscuridad

Cuando la pareja del psicópata se separa de él, aunque casi siempre el que abandona la relación es el psicópata, se produce un shock traumático y unas ansias de volver con él similares a la adicción de un alcohólico; pero una adicción al fin y al cabo. La diferencia estriba en que al alcohólico se le entiende, es un enfermo, pero a la pareja del psicópata no, sencillamente porque la sociedad se ha encargado de que al oír la palabra psicópata se relacione con asesinos o violadores, cuando la pareja lo que necesita es superar una adicción y recibir apoyo. A veces, la sociedad, la familia y el entorno no comprenden qué es un psicópata y porqué el anclaje a él.

La ayuda externa es fundamental: familiar, terapéutica, etc., ya que la pareja del psicópata al romper la relación se desmorona hasta tal punto que ya no quiere vivir. Su mundo se torna hostil y gris y la soledad que se siente es intensa. El "mono" de los primeros meses le va a dejar traumas o secuelas. El hecho de haber compartido su vida con él va a dejar cicatrices. Todo en la vida cuesta un precio y el haber estado con un ser así va a crearle traumas que dependiendo del daño y del tiempo pasado con él serán difíciles de superar.

Lo primero que le pasa a la víctima es un shock traumático: duelo o pérdida de un ser querido añadiéndole la adicción y la dependencia. La necesidad de verle y de hablarle es superior a sus fuerzas, por eso se aconseja el "contacto cero". No verle ni tener contacto con él es la primera y más dura de las fases. Es como si algo irracional no te permitiese dejarlo, aunque sabes perfectamente que es lo mejor para ti y tu vida. Es como una droga, sabes que es malo, pero necesitas tomarla.

Los sentimientos en esta primera fase son horribles: pesadillas, insomnio, crisis de ansiedad, enfermedades, sentimiento de culpa, baja autoestima, nerviosismo, miedo, etc. Esta primera fase es la más delicada de todas porque la complementaria puede recaer y volver con el psicópata si él se lo pide. La complementaria vive en un mundo irreal creado por el psicópata. Y como todo su mundo se derrumba ya no quiere vivir. Desengancharse de un psicópata no es tan fácil hasta que no conoces esa palabra y lo que ésta significa. Por eso, muchas víctimas nunca encuentran las respuestas y su trauma posterior es aún peor. Abrir los ojos y decir PSICÓPATA a tu ex y saber que no tiene sentimientos, contener tu "mono" y pasarlo es la fase uno.

La víctima se encuentra en estado de shock y no se cree que ésto esté pasando porque cree no haber vida más allá del psicópata hasta tal punto que algunas enferman y se dejan morir. Cuando se supera esta fase comienza la fase dos: la ira y el deseo irrefrenable de vengarse de él. Algunas pasan la vida intentando vengarse del psicópata sin comprender que así siguen trabajando para él y contra el contacto cero. Contacto cero significa eso mismo: cero encuentros, en charlar y en sentimientos. La mejor venganza es que él la vea bien, es su mayor frustración, ya que ellos nunca perdonan y su ira y deseo de venganza nunca amainan.


No merecen la pena ya que son seres malvados y sin alma, es mejor obviarlos y apartarlos de ti. Esto es lo mejor para la salud mental de la persona. El camino no es fácil y es muy duro salir de estas dos fases hasta que se llega a la aceptación. Aceptar que has amado a alguien que lleva toda la vida estafándote y que jamás le has importado no es fácil de aceptar. El trabajo es recomponer la autoestima de esa persona que está dañada psíquica y probablemente físicamente. Todo lleva un proceso: quitarse la adicción, apartar el sentimiento de venganza y asumir.

Los traumas se curan, pero viven para siempre dentro de ti. Las heridas se curan, pero quedan cicatrices. No obstante, a pesar de todo cuando se asume se ve la luz al fondo y con el tiempo el mundo que la víctima ve cruel y oscuro se torna claro y se va iluminando. Cuando la complementaria asume, comienza una nueva vida desde cero. Eso sí, con una lección muy bien aprendida: NUNCA TE ACERQUES A UN PSICÓPATA. Las "facturas" que tendrá que pagar: físicas, emocionales e incluso económicas son inevitables y hay que asumirlas como "facturas que se pagan y ya está". 

Los traumas posteriores dependen de muchos factores: tiempo pasado con el psicópata, hijos en común, etc. Después pueden ocurrir varias cosas: si la complementaria no se da cuenta de que ha estado con un psicópata, es muy posible que sus relaciones posteriores sean con otros psicópatas, ya que ellos buscan un perfil determinado y a las víctimas les gustan los psicópatas (por supuesto sin saber lo que son). Otras personas se dan cuenta de que han regalado parte de su vida a un monstruo, se quedan tan traumatizadas que no dejan jamás arrimarse a ningún hombre, todos les generan desconfianza. En cambio, otras mujeres (y me incluyo yo) aprenden de sus errores y detectan a otros psicópatas y los alejan de sus vidas.

Yo sé descubrir perfectamente a un psicópata en una simple conversación y es que todos son iguales, hacen y dicen las mismas cosas, así que los alejo. Y si puedo, les frustro, aunque no es bueno frustrarlos, yo lo hago inconscientemente ya que es lo único que sienten. Como no pueden sentir miedo, desamor, etc., solo pueden frustrarse. Son verdaderos demonios encarnados, destrozando la vida de los que tienen al lado. Esta especie debería ser exterminada y el mundo cambiaría a mejor. Desgraciadamente, no podemos hacerlo, así que la única defensa es apartarse.

Si ayudo a una sola persona, este blog habrá merecido la pena.


Maria Yolanda Terradillos


Comentarios

  1. He convivido como pareja, 35 años con un psicópata primario.35 años de horror, humillaciones, triangulaciones, etc.....el último y definitivo descarte fue hace 9 meses. Creo que me ha dejado muy mayor (60 años) para superar la gran adicción que siento hacia el...nos abandonó a todos, a su hija, ya casada, a sus animales y a mi, no hemos vuelto a saber de el...no puedo olvidar los últimos años esa mirada de odio, desprecio y asco cuando yo sólo le daba amor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde para ser feliz, la felicidad se mide por momentos no por tiempo. Como bien digo en mi bolg salir del entorno del psicópata conlleva mucho sufrimiento, tanto que solo lo sabemos los que los hemos padecido.
      Me siento totalmente identificada contigo, todos destruyen , pero piensa que la recompensa es grande una vez superada la adicción. Aún estás a tiempo, no eres tan mayor, intenta sentir lo que siento ahora yo, paz y tranquilidad. Es una sensación que cambia tu vida y tu forma de pensar, date tiempo y paciencia. Si necesitas ayuda ponte en contacto contigo por email y te ayudaré lo que me sea posible. Cuidaté.

      Eliminar
  2. Te escribiré por email.nadie entiende esto ni el porqué he callado y aguantado tanto maltrato psicológico y al final también físico.. somatice todo ese sufrimiento en enfermedades reales y diagnosticadas...te agradecería que me ayudarás.. .me haré un email porque no tengo.cerré todas las redes sociales.

    ResponderEliminar
  3. Te escribiré por email.nadie entiende esto ni el porqué he callado y aguantado tanto maltrato psicológico y al final también físico.. somatice todo ese sufrimiento en enfermedades reales y diagnosticadas...te agradecería que me ayudarás.. .me haré un email porque no tengo.cerré todas las redes sociales.

    ResponderEliminar
  4. Cuando le conocí, parecía bastante tímido. De hecho, llegué a creer que detrás de su timidez se escondía una buena dosis de soberbia. Con el tiempo lo tuve claro por una absoluta casualidad. Estaba con un psicópata integrado. Como no tenía forma de dejarlo tras nuestras, infinitas, rupturas. Empecé a investigar por mí cuenta sin dar crédito a aquello que me estaba sucediendo. Y por fin di con la clave para acabar la relación. Actuar como una psicópata también.
    Estaba completamente destrozada y creí que me estaba volviendo loca porque mentía como un bellaco. Fingia no recordar nuestras conversaciones...
    Un día viendo vídeos de autoayuda descubrí la forma en que debí hacer que mi psicópata me dejara dada la imposibilidad de que yo lo hiciera por propia voluntad. El incluso llegó a decirme que yo no podría dejarle y que él sería quien decidiera cuando. Pues así fue. Le hice creer que fue él quien lo hacía. Tras una discusión, lo tuve claro. Era él o yo. Así que monté en cólera y creedme cuando os digo que pasé de ser víctima a verdugo en un instante. Creo que le di razones suficientes para que creyera que se me había ido la cabeza. Y puede que la haya perdido un poco. No obstante, me bloqueó por todas partes. Y eso me reconforta porque sin saberlo me ayuda con el contacto 0. Es duro pasar este trámite puesto que aún cuando lo decidí yo, le echo de menos y en ocasiones me siento culpable. Pero, me sentía atrapada. Y no sé cómo pero lo hice. Ellos siempre han de creer que son los que nos desechan. Y eso hice. Sabía que para salir de esa situación tenía que pensar como él. A veces siento miedo porque pienso que si al estar tanto tiempo (casi dos años) no he llegado a ser como él. A haberme impregnado con tanta maldad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Penélope, gracias por compartir tu historia.Para nada eres como él, solamente sacan lo peor de una persona, porque son demonios de verdad, su maldad es infinita. Ahora toca sanar y salir de la oscuridad donde te metió. Poco a poco, con paciencia, ya que es un duelo sin cadáver, lloras a un ser inexistente, un fantasma y eso es duro. Nuestra mente no está preparada para que nos traicionen nuestros seres queridos, por eso nos cuesta creer que quien se supone que debe cuidar de tí, te destruya. Sigue con el contacto cero, y trabaja sobre la autocompasión, ya que eres solo una víctima y desechar la culpa que solo cabe en el ser que te destruyó. Recuerda que ellos eligen personas con luz, esa eres tú, encuentraté a tí misma y sigue ese camino, que es el de la luz y tú estás en ella, te lo aseguro. Te mando mucha fuerza, ten paciencia y cree en tí. Un abrazo muy grande.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Cómo vencer a un psicópata: el contacto cero

El test de Robert Hare: ¿Estoy con un psicópata?

El dolor desgarrador de la víctima del psicópata: soledad e incomprensión

El lenguaje corporal del psicópata y su rostro

Las ideas de venganza del psicópata mueren con él, jamás perdona

La indefensión aprendida tras la tortura del psicópata o narcisista

¿El psicópata nace o se hace?

La mujer psicópata y sus armas más poderosas

La campaña de desprestigio: la venganza inmunda y cruel del psicópata

Características de un psicópata: ¿Qué es un psicópata?